martes, 8 de marzo de 2011

LA RIQUEZA DE LAS NACIONES

Me dice un amigo que el origen de la crisis económica mundial y el origen de la crisis política en algunos países árabes es el mismo: el desigual reparto de la riqueza de las naciones o, lo que es lo mismo, la enorme diferencia entre pobres y ricos.

Y para corroborarlo, ahí está el ejemplo de Libia, uno de los principales países exportadores de petróleo.
Gadafi creó en 2006 el denominado Fondo de Inversión Soberano de Libia (Libyan Investment Authority) para gestionar las plusvalías nacionales procedentes de los recursos petrolíferos.
Dicho Fondo gestiona la nada despreciable cifra de 50.000.-Millones de dólares...

Mientras tanto, Libia ocupa el número 44 del Mundo en PIB per cápita, con 16.115.- euros por habitante, estando por detrás de países como Irlanda, Islandia, Chipre, Grecia, Bahamas, República Checa, Malta, Estonia,...
Como ejemplo, España ocupa el puesto número 25, con 35.331.-euros por habitante...

 ¿ Tendrá razón mi amigo ?

7 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo con la tesis. La crisis mundial se basa en el mirar a otro lado de los gobiernos y bancos centrales ante un abuso evidente del crédito; inflaron las economías de forma artificial, hasta que reventó.

    Por contra el problema de los países arabes suele ser la falta de una clase media: por motivos socio-culturales, así como por el abuso de los habituales sátrapas, teocracias etc que malgobiernan y chorizan a toda esa gente.

    Claro que siempre hay ricos y pobres de por medio, pero eso no explica las cosas ni creo que equipara casos tan dispares.

    ResponderEliminar
  2. Las desigualdades sociales y sobre todo en tiempos de crisis, lo que propician es que los pobres cada vez sean mas pobres al tener que desprenderse como sea y al precio que sea de sus bienes, o a trabajar discriminados de garantias laborales, y los ricos cada vez mas ricos al especular con las necesidades de los demas.

    ResponderEliminar
  3. El hambre, es mala consejera cuando reune a un gran ejercito...

    ResponderEliminar
  4. También hay que tener en cuenta que en la mayoría de los paises con tantas desigualdades hay una corrupción impresionante que rapiña todas las ayudan que se pueden mandar. De todos modos, no conviene hablar muy alto porque la corrupción española generalizada en todos los partidos está consiguiendo poco a poco agrandar la brecha entre ricos y pobres y nos acerca cada día más al tercermundismo con base en la corrupción.

    ResponderEliminar
  5. También se propagará a muchos otros países. La desigualdad está alcanzando unos niveles de frivolidad, de cinismo, de prepotencia, que el abismo, además de económico, es humano.
    Y, cuando llega la riada, no hace distinciones.

    ResponderEliminar
  6. El mundo es un cachondeo!
    Sólo por nacer en una familia o en otra, cosa que no escoges, ya tienes una vida u otra.
    Si hubiese nacido en el seno de la familia Ferrari....pedazo de vida!!!
    ...actualmente prefería no hacer parte de la familia de algún tirano de África....

    ResponderEliminar
  7. Comparto la tesis de Sr. Ogro, y añadiría que fueron las órdenes emandas de los gobiernos de facilitar los créditos las causantes de la crisis.
    Esas tesis populistas y demagogas son las que ciegan el entendimiento de la gente.
    En los países árabes es el sistema feudal en el que viven lo que provoca las desigualdades y la injusticia.

    ResponderEliminar

Te estaba esperando...