domingo, 20 de febrero de 2011

PONLE FRENO A TELECINCO

Hace unos días, Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, expuso claramente su opinión sobre Telecinco y su consejero delegado, el italiano Paolo Vasile:

"La decisión de Telecinco de ocupar la frecuencia de CNN+ por el canal Gran Hermano 24 Horas es «como que te saquen los ojos y te meen en los agujeros», y constituye «la metáfora» del modelo televisivo que propugna el empresario italiano".


"Que el personaje este, el Vasile este, sea el que lleve esto, es porque algunos pecados habremos cometido", afirmó. "Un tipo que dice que la medida de la ética la da la audiencia es un tipo que habría que extrañar (desterrar a un país extranjero) de España".


Y yo añado: no vale decir "pues si no te gusta, no la veas".  NO.  Telecinco, al igual que cualquier otra cadena de televisión, tiene la obligación de ofrecer un mínimo de calidad en su programación. Es un lujo, que ninguna sociedad debería permitir, el que se desperdicie una concesión de televisión en programar telemierda, ...aunque lo vea el gran público.


¿ O no ?

14 comentarios:

  1. Este canal, por mi como si desaparece completamente. No aporta nada a la sociedad que valga la pena.

    ResponderEliminar
  2. El estado debería impedir la posibilidad de emitir mierda públicamente. Debería ser un delito. Una cosa es libertad de expresión y otra amongolar al personal.

    El dejar que emitan toda esta basura, debería ser considerado un crimen contra la humanidad, literalmente lo es, aunque pueda sonar hasta cómico o exagerado, nos queman el cerebro, con esa basura, nos impiden pensar o llevar una existencia plena. Los medios de comunicación son el arma mas terrible de la sociedad moderna y están en manos de auténticos terroristas sociales.

    -Quien no entienda esto, es por culpa precisamente de los medios, eso es lo terrible.

    ResponderEliminar
  3. Al final es el contribuyente ciudadano (?) el que elige qué botón apretar. Es triste pero real. De lo contrario no hubieran cerrado CNN+, o al menos no sustituido por un concurso con unas cuántas ediciones... Y cuántos programas no tienen una segunda oportunidad si no alcanzan un mínimo de cuota.

    ResponderEliminar
  4. Me conformaria con que respetasen el horario infantil y toda esa mierda la diesen a partir de las 12:00.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. ..esto me recuerda a una anuncio de Euromillones que aparece en Portugal: dice el presentador de las noticias..."y agora suspendemos la emisión porque el canal fue comprado por X y sólo vamos a retransmitir los bailes populares de su pueblo"...juegue a Euromillones....

    ResponderEliminar
  6. Cuando se habla de las audiencias a mí me entra la risa. ¿Qué es la audiencia, qué es esa masa informe sin rostro? Porque a mí desde luego jamás nadie me ha preguntado qué es lo que quiero ver en televisión. Nadie ha pulsado mi opinión al respecto. Y tampoco conozco a nadie que tenga un audímetro en su casa ni qué criterios se siguen para otorgarlos.

    ResponderEliminar
  7. No seré yo quien defienda la proliferación de programas que me parecen una ordinariez.
    Ahora bien, una empresa privada, que ha visto un filón con ese tipo de programas, me parece logico que los explote y los espectadores tenemos la opción de no verlos o de eliminar el canal donde emitía CNN, que es lo que yo he hecho.
    Lo que de verdad es sangrante, la financiacion de los canales publicos y autonomicos partidistas, con ese derroche de millones a costa de los contribuyentes.

    ResponderEliminar
  8. Es una auténtica pena, que la libertad se utilice para degradar precisamente, a la libertad de expresión, que sólo, prevalezca lo que nos degrada como sociedad, y que la impongan todas las horas en un canal (tl5) que siendo opcional de elección, invite e incite a sacar lo más vil e insidioso del ser humano, que ante la abundancia de programación sana que existe en nuestra libertad conseguida, debiera haber desterrado como comportamientos de épocas más incívicas, retrogradas e indeseadas. Ésta, solo apuesta por la degradación de la sociedad y el embotamiento, que se expone en el trato denigrante de quienes lo consumen, como si de una droga se tratase.
    Libertades mal usadas y maliciosamente entendidas, que revelan las miserias de quienes las promueven, en la ventaja, de que saben que no se les puede negar sus derechos de libertad en lo que hacen. Llegados a este punto, la inteligencia y conciencia de quienes despreciamos éstas miserias televisivas, deberíamos prescindir de consumir, a ver si les bajase la audiencia de verdad.... y desearan complacerla en lo que de verdad... valiese la pena. Un auténtico cáncer que roe nuestra cultura.

    ResponderEliminar
  9. Yo no creo en las audiencias, no me creo que millones de personas sean imbéciles y se traguen la mierda que ninguno de nosotros ve.
    Es lo que nos dicen y nos lo creemos, pero no es verdad, ponen esa basura para atontarnos y para que no veamos la TV, para que no podamos sacar nada positivo de ella.

    ResponderEliminar
  10. Según habeis expuesto, ninguno queremos esta telebasura, pero yo sí me creo los índices de ausencia, luego la gente sí lo ve. Por qué?

    ResponderEliminar
  11. Y de paso que cierren o privaticen todas las televisiones públicas.
    ¿Con mi dinero pagar canales públicos de televisión que lo que menos se ocupan es del servicio público? Estoy en contra, ese dinero que lo envíen a hacer carreteras o al fondo garantia de la Seguridad Social.

    ResponderEliminar
  12. Trecce, yo también apoyo tu moción. No entiendo qué aportan las televisiones autonómicas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Josito y compañía, aún quedan restos y vestigios de la España profunda... muchos pueblos repartidos por nuestra geografía, que pasan de intelectualidades y les van más los últimos modelitos, o quien le pone los cuernos a quien, o que dicen y hacen una panda de imbéciles encerrados en una casa (valiente ensayo sociológico, parece más un zoológico), y todas éste tipo de bajezas que conlleva la convivencia vecinal, para tener temas comunes de contertuli@s, empecinad@s en estar a la última de detalles insulsos en vidas más o menos insulsas que no se complican la existencia en querer enriquecer sus paralizados cerebritos, en fin, que aún queda mucha gente sin escolarizar.

    ResponderEliminar
  14. Juan Saura, como bien dices, por desgracia todavía queda muchísima gente cuyo mayor entretenimiento es bucear en las miserias de los demás, sin darse cuenta de que están buceando en su propia miseria.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Te estaba esperando...